El alojamiento se compone de idílicas cabañas individuales, las cuales están compuestas por habitaciones dobles con baño y terraza en cada una, estas cabañas se sitúan en la zona interior del surf camp alrededor del jardín. Cada una incluye un dispensador de agua fría y caliente para que puedan hacerse sus infusiones cuando le apetezcan.

En la entrada del camp, lo más próximo a la playa, tenemos el bungalow principal, el cual se divide en dos zonas. En la planta baja existen habitaciones dobles y baños a compartir. En la planta superior disponemos de un amplio espacio diáfano donde se encuentra el restaurante y zona de relajación.

Toda la construcción se ha realizado con madera Muhoney, famosa en Indonesia por su gran calidad.